Dieta y ejercicio: grandes consejos para las personas mayores

Dieta y ejercicio, esto nos lo dicen a cualquier edad para mantener un cuerpo sano y saludable. Pero cuando nos hacemos mayores estas dos palabras cobran mayor valor e importancia que antes.

Dieta y ejercicio: grandes consejos para las personas mayores

Si lleváis una vida sana durante vuestra juventud seguro que llegaréis de grandes con un mejor estado físico que otros que no le prestaron la debida atención en su momento. Por ello es importante que lo mantengamos o lo pongamos en práctica para una mejor calidad de vida.

Una dieta saludable:

Hay un dicho que dice «somos lo que comemos», y es muy cierto. Los alimentos que ingerimos impactarán en el funcionamiento y desempeño de nuestro organismo. Por ello es importante saber escoger aquello que consumimos. Por ej. en vez de comer pan blanco, podéis escoger pan integral. Reemplazar los jugos elaboradores por la fruta será mucho más saludable. Escoge productos bajos en grasa.

Añadir fibra a vuestro día os ayudará en numerosos aspectos: evitar el estreñimiento, perder peso, reducir el riesgos de enfermedades como la diabetes. Las legumbres, frutas y verduras son excelentes fuentes de fibra. La dieta mediterránea es excelente, ya que es muy beneficiosa para el corazón por el omega que contienen los pescados. Reduzca el consumo de carnes rojas, leche y dulces. Y sobre todo beba mucha agua.

Una rutina de ejercicios:

Hacer ejercicio también es una excelente actividad que las personas mayores debéis tener en cuenta. No hay nada mejor que «mover el esqueleto» para mantenerlo activo y saludable. Además combinado con la dieta mejorará y mantendrá sano vuestro sistema nervioso.

dieta y ejercicio

Realiza ejercicios diarios durante 20 o 30 minutos: camina, práctica natación o ve al gimnasio. Hazlo en compañía para hacerlo más ameno y generar cierto compromiso con el ejercicio. Si no os gusta mucho el ejercicio puro y duro podréis probar yoga, baile o tai chi.

Recuerde siempre buscar una actividad que sea apta y no implique un riesgo de fracturas. Acuda con su médico para consultar cual es la más adecuada para su estado físico.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *