La importancia de la higiene en tiempos de coronavirus

El coronavirus ha ganado las portadas de muchos medios en estos últimos tres meses y la desinformación también ha sido una parte importante. Por eso, la mejor forma de evitarlo es con las normas básicas de higiene.

La importancia de la higiene en tiempos de coronavirus

Quizás el hecho de que la OMS ya la haya catalogado de pandemia puede incluso incrementar la psicosis en la sociedad. Pero no debemos tener miedo, solo debemos procurar las medidas para evitar el contagio al igual que con la gripe estacional de todos los años. Más si tenemos una enfermedad de base, somos mayores o hemos sido transplantados. Recordad que la forma de entrada de estas enfermedades son las defensas bajas.

Lavarse bien las mano:

Al regresar a casa debemos higienizarnos bien las manos para evitar llevar cualquier tipo de virus o bacteria a nuestro hogar. Así como aplicarnos alcohol en gel si contamos con el mismo en casa.

Cambiar las sabanas y toallas periodicamente:

Estas también pueden ser una fuente de contagio si no las cambiamos cada tanto. Por ej. las sabanas una vez a la semana y las toallas día por medio.

Ventilar los ambientes:

Más allá del frio, si salimos de casa podemos dejar una ventana abierta para que se ventile el hogar y cambie el aire, llevándose todo tipo de virus y bacterias.

No pasar frio innecesariamente:

Cuando el cuerpo se expone a las bajas temperaturas es el momento ideal para virus y bacterias, ya que las defensas suelen bajar. Si puedes evitar salir de casa mejor, si no abrígate bien.

Taparnos la boca al toser:

Si tosemos hacerlo con el pliegue del codo, nunca con la mano.

Comer alimentos ricos en vitaminas y minerales:

Una de las mejores medidas para combatir cualquier gripe es estar bien alimentados para tener todos los nutrientes necesarios para reforzar las defensas.

Como veis, con las medidas de siempre podemos evitar el contagio.

Recordad que contamos con servicios de asistencia a domicilio y limpieza para acompañaros a vosotros y a vuestros padres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *