El sueño en los adultos mayores

Dormir es primordial para poder recargar energías y renovar nuestro organismo en cualquier etapa. Para los adultos mayores un sueño reparador es la diferencia entre tener o no un buen estado físico y psiquico.

El sueño en los adultos mayores

Para nuestros mayores dormir es de suma importancia, más si tenemos en cuenta que a algunos les puede llegar a costar conciliar el sueño. Por ellos debemos tener en cuenta algunos aspectos para facilitarles alcanzar un buen descanso:

  • Levantarse y acostarse a la misma hora: esto les ayudará a seguir una rutina, al igual que al tomar medicamentos o comer
  • Evitar tomar café o te antes de dormir: estas bebidas por sus componenes como la cafeína pueden llegar a mantenerlos desvelados y, por consiguiente, no poder dormir
  • No ir a la cama recién cenado: aunque muchas veces luego de comer nos suele dar sueño, en los mayores si tienen problemas en la digestión puede ser contraproducente y evitar que puedan dormir pronto. También hay que tener en cuenta que la cena debe ser algo ligero para facilitar la digestión

  • No hablar sobre temas importantes o que generen preocupación: este es otro factor que puede evitar que alcancen el sueño. Si tenéis que tratar algo importante hacedlo por la mañana cuando están más despiertos y no se interponga con las horas de descanso
  • No ver programas extensos o que traten temáticas que puedan preocuparlos: la televisión en la noche suele tomar diversas temáticas y a veces temas duros. No es conveniente que vean algo que los pueda desvelar. Es más conveniente que escuche radio, ya que lo pueden hacer mientras se preparan para ir a dormir si necesidad de estar al frente.

Como veis, a nuestros mayores debemos facilitarles todas sus tareas para que cuenten con una mejor calidad de vida.

 

Fotos gentileza freepik

Imagen portada

Imagen interior