¡No olvidéis ventilar los ambientes!

En verano es habitual que tengamos las ventanas abiertas por el calor, pero no olvidéis hacerlo también en otoño e invierno.

¡No olvidéis ventilar los ambientes!

¿Recuerdas cuando has entrado a una habitación que estaba cerrada hace tiempo?. El polvo que se levanta es impresionante y en el mismo pueden haber todo tipo de bacterias y virus a la espera de un huesped.

Aunque el otoño e invierno no sea una invitación a abrir las ventanas si debemos hacerlo para ventilar bien los ambientes de la casa. Forma parte de una debida limpieza del hogar.

Lo puedes hacer mientras limpias, cuando has terminado de hacerlo o bien cuando sales de casa. Son muchos los beneficios de ventilar el hogar:

  • Eliminar la humedad
  • Eliminar el polvo que puede quedar suspendido tras limpiar
  • Eliminar bacterias y virus

En esta época donde los resfrios y gripe hacen acto de presencia esta tarea será de suma importancia para evitar enfermarnos, además de lavarnos bien las manos luego de volver de la calle.

Si nos enfermamos o tenemos a un familiar con cuidados debemos también prever de abrir las ventanas y cambiar las sabanas, ya que todo el polvo con bacterias y virus quedará sobre las mismas. No mientras estamos enfermos sino luego de recuperarnos. Si nuestro familiar se encuentra con cuidados podríamos aprovechar, si es posible, retirarlo un rato del cuarto para poder ventilar bien el dormitorio. De lo contrario podemos dejar una pequeña abertura para que se pueda ventilar sin incomodar al paciente.

El cuarto de los niños puede ser otro centro de virus y bacterias, ventila bien el cuarto cuando ellos van a la escuela para que a la vuelta cuenten con un espacio limpio.

Ventilar es solo uno de los puntos principales para una buena higiene del hogar, sobre todo en esta época del año

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *